Bjarpi, le cҺιen quι servaιT aᴜtrefois d’appâT, ɑ tɾouʋé sɑ récompense.

Bjarpi, le cҺιen quι servaιT aᴜtrefois d’appâT, ɑ tɾouʋé sɑ récompense.

Cuando los oficiales de control de animales de Texas lo descubrieron caminando por las calles y en mal estado de salud, rápidamente se comunicaron con el refugio. El perro tenía una herida en la cara y marcas de mordiscos, y parecía inquietante.

Bjarni, el nombre del perro, tenía marcas de mordeduras en todo el cuerpo, además de dientes torcidos. En lugar de ayudarlo, sus antiguos dueños aparentemente decidieron deshacerse de él y tirarlo como si fuera basura.

Cuando el perro más los necesitaba, lo abandonaron. Fue “una lástima” para ellos. No tenían planes de compartir sus vidas con un “monstruo” dañado, pero lo único que él quería era ser amado.

Anne Graber, fundadora de St. Francis Angels, una organización de rescate de animales con sede en Texas, decidió darle la bienvenida al perro a sus instalaciones. Había escuchado su narrativa y no podía ignorarla más.

A pesar de sus problemas de salud y su pasado turbulento, Bjarni estaba ansioso por participar. No se distinguía de los demás perros; se llevaba bien con todos. Lo más probable es que lo usaran como cebo para una pelea.

Bjarni tuvo un pasado difícil, pero a pesar de ello, siempre tuvo un corazón decente. El perro inmediatamente demostró a todos que todavía era capaz de amar y que quería estar con los humanos, a pesar de que algunos lo habían herido.

Ahora se ha transformado por completo. También conoció a dos personas únicas que decidieron darle la bienvenida a sus vidas por el resto de su vida. ¡Él exigió su venganza y hoy finalmente es feliz y amado como debe ser! Nada podría haberle ido mejor; ¡Se merecía un final feliz!

Comments

No comments yet. Why don’t you start the discussion?

Trả lời

Email của bạn sẽ không được hiển thị công khai. Các trường bắt buộc được đánh dấu *